Nace nuestra hoja parroquial

Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto (Jn 12, 24). Celebramos el día de Pascua de Resurrección y vemos cumplida esta frase de Jesús. Él, hoy, sigue dando muchos frutos a través de la vida de su Iglesia.

Vamos caminando, como parroquia, cada vez más, hacia una Iglesia viva, participativa; en definitiva, más comunión. Uno de los instrumentos, que nos ayudará a crecer en comunión como parroquia, es esta hoja parroquial. Se trata de un medio sencillo, que pretende hacer conocer e invitar a orar, los distintos proyectos de evangelización que realizamos de forma corresponsable los distintos grupos parroquiales. Conocer más nuestra parroquia, sus feligreses y actividades, nos ayudará a querernos más y a ser más Iglesia. La hoja parroquial que hoy estrenamos es ya un fruto del dinamismo que tiene nuestra parroquia pero, sin duda, generará más frutos.

El título de la publicación es χαιρε, que en griego significa alégrate. Es la palabra con la que el ángel Gabriel saluda a María en el momento de la Anunciación. Es una palabra que etimológicamente está unida a la palabra gracia. Nos alegramos porque somos agraciados, llenos de gracia. El Señor, en este día, nos regala la salvación con su Resurrección de entre los muertos, nos alegramos por ello y le damos gracias por todo lo que nos da.

¡Feliz Pascua de Resurrección!